La revolución de los Peinados de años 50 con mechas de colores

A medida que transcurre cada década marco una moda, una tendencia en especial, asi mismo, la conciencia de la sociedad se vio influenciada por todos los cambios que se representaban en la sociedad caracterizando a la mujer de una forma sensual, en su vestir, en su caminar, los tacones de media cuarta que eran evidenciados y los peinados aún más.

Es así como en cuestión de cabellera las mujeres se preocupaban por tener el cabello voluminoso, aprendiendo como matizar mechas, caracterizado por el brillo, y la soltura. Eran muy pocas las mujeres que para esta década utilizaran moños o colas, porque era preferible exhibir los atributos década tipo de cabello.

El poseer un estilo definido realzaba la seguridad de la mujer a donde llegara, era su marca personal, y en estos momentos las estéticas y peluquerías se abarrotaban de clientas sedientas de nuevas y particulares tendencias, dejando al gusto o a la proyección del peluquero lo que les realzara más la cara.

Cabello corto, la tendencia

Para estos años predominaba el uso hasta los hombros del cabello con mechas rosas, era el máximo de largo que se encontraban en las mujeres que estaban chik del momento, guiadas claro por las estrellas de Hollywood por la infinidad de películas que salieron en este momento, siempre enmarcando el volumen y facilidad con la que se pudieran manejar las cabelleras.

Era utilizado también el cabello corto a la altura de la quijada dejando ver bien sea con rizos o laceo las cabelleras, permitiendo así una apreciación más directa del rostro, dado que para el momento el rostro de la mujer era un sinónimo de fuerza y belleza. La nariz sobre todo era de las partes que más se dejaba para apreciación, por lo que mantener el cutis perfecto era una obligación.

Para efectos de estética los años 50 marcaron el uso de la silla de calor, donde cual fuese el peinado o corte a realizar era básico tener unos minutos en esta para fijar, y realizar cualquier tratamiento en el cabello con esta. Aun en la actualidad, se nota en algunos sitios la presencia de este, sin embargo ya no es tan demandante utilizarlo por la gran cantidad de herramientas que pueden conseguir mejores resultados.

Una cabellera que atrae miradas

En esta época las mujeres salían a todas horas, no había un límite para lucir bien, por lo que a ninguna le faltaban los conocidos como rollos, que eran cilindros de plástico o de metal con pinzas que sujetaban el cabello utilizadas mayormente en la noche y en la mañana siguiente las ondas perfectas eran el resultado.

Así mismo ya con las ondas, que mayormente se utilizaban en el área superior de los flequillos o copete el trabajo del arreglo no era mayor preocupación. Al soltar los rollos ya se estaba lista para salir, dejando en la parte de atrás la cabellera de forma natural siendo un imán de las miradas de cualquier lugar a donde se fuese.

Los hombres en esta época tomaban de gran importancia los peinados de las mujeres, más cuando estas serían presentadas a las familias. Por lo general cuando esto sucedía la mujer optaba por un peinado simple con mechas blancas dejando mostrar la naturalidad con ciertas ondas enmarcadas a la altura de la frente, dejando a la vista su perfil, que para la época era un símbolo de sensualidad y confianza.

Peinado Ondas de Marilyn años 50

Este peinado fue la tendencia marcada por Marilyn Monroe en los años 50, donde la cabellera rubia, los vestidos con pliegues de corte alto y los escotes en V no podían ser mejor acompañados por un peinado suelto a los hombros con ondas enmarcadas trazadas con una división de cabello de lado.

Corte Garçon

Este peinado para la década de los 50 era un símbolo de rebeldía para muchos junto a unas mechas rojas, sin embargo por los movimientos feministas del momento fue asociado con libertad y exposición de quien realmente se deseaba ser, saliendo de todo estereotipos de cuidados y apariencia tradicionalmente femenina, un peinado ultra corto es los que llega para quedarse. Súper cómodo y práctico, perfecto para días de calor pero al mejor estilo sensual, el Garçon proyecta a la mujer fuerte e independiente de los 50, utilizada también por muchas celebridades que le dieron fuerza a la tendencia.

Como hacer un peinado con mechas Paso a paso de los años 50

Peinado Pin Up de los años cincuenta

  1. Primeramente el cabello debe estar limpio, peinado y manejable, luego se tomara un peine y se precederá a realizar un triángulo por la línea del medio.
  2. Hay que asegurarse de que las líneas de este queden rectas y precisas
  3. Lo que se procederá hacer en enrollar sobre sí mismo el mechón de cabello, con ayuda de la plancha.
  4. Con esta herramienta haremos un bucle o rizo lo más estrecho posible y muy definido para ayudar a la forma y que perdure.
  5. Lo que se hará en este momento con nuestro rizo definidos era enrollarlo en si mismo, con la ayuda de una almohadilla de peinar pequeña donde encima se colocara el mechón dándose vuelta.
  6. Todo enrollado en el área superior se sujetara con una pinza o gancho liviano para no hacer más peso, además que es bueno recordar que no debe el enrolle quedar por encima de la línea.
  7. Luego cuando ya tengamos el enrollado perfecto se procederá a utilizar el fijador en spray de la preferencia para que quede intacto.
  8. Luego con una mopa grande de maquillaje se rocía de este mismo spray para pasarla alrededor del enrollado para lograr que los pequeños mechones que siempre quedan fuera se compacten.
  9. Se utilizara un look suelto donde se hará uso de un pañuelo, el que marco este peinado por generaciones, muy típica de este estilo, del color de preferencia aunque muchas mujeres lo eligen con mechas azules para destacarlo más.
  10. Este se coloca por detrás del cuello, tomando en cuenta que quede bien posicionado, sino este se moverá frecuentemente y el enrollado puede resultar desecho.
  11. El cabello ira por detrás de las orejas, igualmente se aplicara spray para mantener intactos la apariencia de estos.
  12. Se colocara el pañuelo amarrando del lado que quede en donde se encuentre la división de cabello.
  13. Como toque más de los 50 se harán ondas hacia adentro para darle un toque más voluminoso al cabello que definía la época.
  14. Este proceso se repetirá en mechones gruesos, en todo lo que haya quedado suelto, procurando que no se vean líneas de separación entre los trozos en ondas.
  15. Se repite el proceso del otro lado, siempre haciendo hacia adentro, por lo que es recomendado por seguridad que se utilice una plancha no muy ancha para que el manejo sea más sencillo.
  16. Lo último es dar forma manual a la cabellera y listo.